Francia, ejemplo a seguir

El próximo sábado (1 de diciembre) la Peña Taurina Daimieleña celebrará su cena de gala anual en el Espacio Fisac. De aperitivo han organizado una mesa redonda que moderaré y que lleva por título “Francia, ejemplo a seguir”. En ella, intervendrán el torero Alberto Aguilar; el Presidente de la Federación de Sociedades Taurinas de Francia, Roger Merlin; el Presidente de la Peña Taurina ‘Côte Basque’ de Bayona, Charles Foulhiac; el Presidente de la UFTAE, Jorge Fajardo; y el aficionado Ernesto García-Muñoz.

Mesa redonda ‘Francia, ejemplo a seguir’

Francia es taurina, por mucho que les moleste a algunos. El Consejo Constitucional francés dictaminó en Septiembre que la legalidad de las corridas de toros en el sur del país es conforme a la Ley del país “vecino”. Francia ha dado ejemplo blindando el espectáculo, lección para España.

Plaza de Bayona, agosto de 1853 con Napoleón III en el tendido se celebró la primera corrida de toros de la era moderna en la tauromaquia. Desde entonces la fiesta pervive en más de 50 plazas en las regiones del Sur, a las que se acercan más de dos millones y medio de aficionados. Nimes, Bayona, Arlès, Beziers, Dax, Mont-de-Marsant, Vic-Fezensac, Cèret… constituyen las citas taurinas de referencia en Francia. La gestión de sus plazas, la constitución de sus ferias, la temporada pasada marcada por la corrida de José Tomás en Nimes, el ganado lidiado, su afición… Éste y otros asuntos se tratarán en la mesa. Y en particular pasaremos revista a Alberto Aguilar, su temporada en Francia, sus tardes en Madrid y su cambio de apoderamiento.

Aprovecho la ocasión para recopilar “Una mirada manchega en Las Ventas: recuperemos el sabor de lo añejo” donde plasmo la realidad de los toros hoy en día y un análisis de la temporada 2012 en la plaza madrileña.

Publicado en Francia, Toreros | Etiquetado , , | Deja un comentario

!Basta ya! del cortoplacismo taurino

Papá ¿por qué me gustan los toros? Tarde tras tarde la misma pregunta me retumbaba en mi cabeza una vez concluida la corrida. Predisposición no faltaba, aunque ecos del corazón te aparten de lo acontecido en el ruedo. El sentimiento taurino, ese que te conmueve, que te levanta de la piedra y te pone el bello de punta, desaparecido. Este San Isidro ha sido descastado por completo. Ni toros ni toreros han dado el do de pecho, por unas u otras circunstancias.

Puerta Grande de Alejandro Talavante en la corrida de la Beneficencia

Y todo empieza con el triunvirato Chopera-Casas-Matilla, empresarios unidos por las circunstancias, pliegos y lo económico porque si no, no se explica la confección de carteles de la que se dice la 1ª plaza de toros del mundo, en donde, antes de su comienzo tan sólo tres ó cuatro carteles estaban a la altura de la Plaza. Algo debería decir al respecto la Comunidad de Madrid, concesionaria de la Plaza. Mutis por el foro y a otra cosa.

Algo le pasa a la Fiesta, y gran culpa de ello es de los empresarios. Falta de creatividad, de ingenio, de lógica, de saber que no se puede mirar al cortoplacismo y que no se pueden poner todas las fuerzas en la generación de valor económico para el empresario sino mirar más allá y pensar en la generación de valor social, económico… para la fiesta. Si no la cuidamos, adiós.

El abonado cual sufridor aguanta el chaparrón aunque este año no se han llegado a renovar el 100% de los abonos. Ahora bien, en pocas tardes que se cuentan con los dedos de la mano se ha visto colgado el cartel de ‘No hay billetes’. Algo pasa, y algunos conscientes de ello, con vendas en los ojos no quieren verlo.

En el apartado de toreros, un nombre resalta por encima del resto, y es novillero Gómez del Pilar, su tarde dejó poso de torero, tanto con la muleta como con el capote estuvo en novillero. Mis respetos para Sebastián Castella, en varios premios triunfador del serial tras dos actuaciones con seriedad, gran faena la de su segunda tarde. Mención especial para Fandiño, único torero que mira el escalafón hacia arriba, sin olvidar a Javier Castaño, Eduardo Gallo y Perera. El resto se conforma como están y la cosa no está como para conformarse.

Si ponemos el acento en las ganaderías, salvables, el encierro más completo de Alcurrucén, con algunos ‘peros’ la corrida de Torrestrella, la dureza y exigencia de Cuadri, algún toro de Adolfo Martín y sobre todo, ‘Pistolero’, de Baltasar Ibán. Y un año más el denominador común, el continuo baile de corrales durante todo el ciclo isidril.

Si uno echa la vista atrás, poco bagaje para lo que se considera la mejor plaza de toros del mundo. No se puede maquillar por ningún lado. Pobre espectáculo y, lo peor de todo, en malos tiempos para la fiesta. Un desastre sin paliativos. Ni el excesivo triunfalismo de antaño, en menor medida este año, ha podido tapar el delicado estado de la feria. Si Madrid no tira del carro ¿Quién lo hará?

La primera Feria del Arte y la Cultura giró en torno a Ernest Hemingway en el 50º aniversario de su muerte

Barcelona, si bien es una excepción singular, algún sector de la política motivó la prohibición de las corridas, no es menos cierto que su debilidad social y económica fue el fundamento para llegar a tal punto.

Y de la feria del Arte y la Cultura, indiscutible la puerta grande de Alejandro Talavante  que puso gotas de toreo en la corrida de la Beneficencia. Del resto, balance artístico positivo con salida a hombros discutida de David Mora, y orejas de peso para Daniel Luque y Alberto Aguilar.

Si algo debemos aprender con esta crisis es que no sólo vale generar valor económico para el empresario y que tenemos que responder ante la sociedad. El compromiso de los empresarios debe ser, crear una feria generadora de valor sostenible,  indisociablemente consciente de su dimensión económica, social y generacional. Como decía Hemingway “el secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad”. Apostemos por ello.

Publicado en San Isidro | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

José Tomás, donde la pasión se queda sin palabras

La Monumental de Barcelona cierra sus puertas, mientras otras se abren. De mano baja, nace con la libertad de quien se siente apasinado del arte del toreo. Y para empezar os dejo la tribuna que recogió La Tribuna de Ciudad Real con la venida de José Tomás a la ciudad este agosto pasado.

Lejos queda aquel 24 de abril de 2010 en  Aguscalientes cuando ‘Navegante’  quiso pasar a la historia por ahondar en la crisis del toreo. La reaparición de José Tomás en su vuelta a los ruedos para esta temporada constituye un auténtico tsumani en la fiesta de los toros. Todo un revulsivo, de cara a revitalizar una fiesta que se encuentra ya hace décadas en estado comatoso. El cambio ministerial de Interior a Cultura inicia un nuevo camino en el sector taurómaco. ¡Ojala! el sangrante y abusivo iva que legisla el sector se cambie y con ello se levante el vuelo de una manera de entender la vida: el arte taurino.

Después de su reaparición en el Coso de la calle de Xátiva, José Tomás dejó patente su toreo profundo y de verdad, toreo puro. Su reaparición significa un halo de esperanza para el aficionado, empresario, medios,… del sector taurómaco. Tras su paso por Valencia, Huelva, Bayona y Gijón,  el coletudo de Galapagar desembarca en Ciudad Real. Su presencia en la feria rompe los moldes sociales, económicos y culturales, y porqué no decirlo revitaliza una ciudad que por unos días será centro neurálgico de la fiesta nacional.

Ciudad Real será capital del toreo por un día, y eso se lo debe a la presencia de José Tomás. Una luz que aparece en una inmensa oscuridad en el ámbito taurino, no por lo que supone de verdad en el toreo, sino porque muchas ferias que estaban abocadas al fracaso en cuanto a asistencia de público, cambiaran su sino y presentarán llenos en muchos de sus días.

El delirio de 9.000 almas está asegurado. Porque JT no engaña, no se esconde, no rehuye el miedo, muestra valor como si cada tarde fuera la última. Y no busca el tremendismo, sus cogidas son fruto de  un toreo de verdad, basado en la pasión. José Tomás pasará a la historia, no ha inventado el toreo pero si lo ha reinterpretado.

El fenómeno trasciende la fiesta de los toros e impulsará la hostelería de la ciudad. La expectación es máxima: trenes, hoteles, restaurantes, y tiendas diversas estarán llenas hasta los topes de gente con la llegada desde todos los rincones para comprobar que el mito sigue intacto y que un toro no podía vencer a la leyenda.

Ni el más antiguo del lugar recordará que el abono de la feria, siempre tan flojo, registrase unos números estratosféricos en cuanto a su venta. La crisis que azota a las plazas acaba de encontrar su antídoto. Los empresarios (Maximino entre ellos) saben que con José Tomás en el abono se salvan las ferias por desorbitantes que sean sus honorarios.

José Tomás desnuda a los toreros actuales. Cuando uno va al teatro, al cine, al museo, busca la verdad que esconden tras sí cuadros, películas, obras teatrales… pues he aquí que en el arte del toreo, José Tomás es la verdad. Hasta el punto de dar su vida en el ruedo por su obra artística. Su espíritu de sacrificio es ilimitado lo que consagra héroe en la plaza y en la calle, en una sociedad tan falta de valores verdaderos. Sabe  provocar  a  la  vez  la  admiración y el miedo, lo que conduce al respeto.

Ha bastado que José Tomás vuelva a los ruedos para que éstos también vuelvan al candelero de máxima actualidad entre los españoles. Y la llamada fiesta nacional resucite. Ahora bien cabe preguntarse, ¿se sabrá gestionar su vuelta a los ruedos de cara al futuro o se quedará en eso, un solitario soplo de esperanza?

Cuando las suertes se ejecutan con hondura y se interpretan con sentimiento, el arte de torear adquiere caracteres de grandeza. Es momento de disfrutar de un mito viviente del toreo, capaz de torear con el alma, de pisar terrenos que no existen, de su toreo extraño, auténtico, puro, hondo, venido de otra época, bajo una figura hierática. Y de valor consciente y consentido común, no del kamikaze que algunos quieren vender.

Joselito, Belmonte, Manolete, El Gallo, Antonio Ordóñez, Chenel… y hoy José Tomás.

Bienvenido a Ciudad Real. Y bienvenida sea la emoción, el valor, la pureza,…

José Tomás, donde la pasión se queda sin palabras (publicado en La Tribuna de Ciudad Real, a 19 de agosto de 2011)

Publicado en Toreros | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario